¬ŅD√≥nde debe dormir un beb√© durante el d√≠a? Rutinas y consejos √ļtiles

Navegar por el mundo del sue√Īo de los reci√©n nacidos y los beb√©s es uno de los mayores retos para los padres. Nos enfrentamos tanto a los retos de conseguir que el beb√© duerma como a los de asegurarnos de que el sue√Īo es seguro, ya sea de d√≠a o de noche.

Madre durmiendo a su bebé en brazos.

Los bebés deben dormir durante el día en los mismos tipos de espacios que utilizan por la noche: cunas, moisés y otros espacios seguros para dormir, como patios de recreo y mochilas, aprobados por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor.

Sigue leyendo para conocer los pormenores de las siestas de tu beb√©, incluida la frecuencia con la que debe dormir, el fomento del sue√Īo y los distintos lugares para las siestas.

¬ŅCon qu√© frecuencia deben dormir los beb√©s durante el d√≠a?

A medida que tu beb√© crece, desde reci√©n nacido hasta ni√Īo peque√Īo, notar√°s que duerme menos a medida que crece. Aunque podemos esperar que nuestros beb√©s duerman la media recomendada, pocos padres descubrir√°n que el sue√Īo de su hijo es siempre lineal.

Al igual que los adultos, los beb√©s pueden experimentar una serie de problemas de sue√Īo que les hacen desviarse de la media. Y, por supuesto, a medida que experimentan brotes de crecimiento y cambios en su desarrollo, a menudo rompen esa pauta para dormir m√°s o menos de lo habitual para favorecer su crecimiento y desarrollo.

Recién nacidos

Los reci√©n nacidos necesitan al menos 16 horas de sue√Īo por cada per√≠odo de 24 horas, pero pueden dormir hasta 23 horas al d√≠a. Tu reci√©n nacido dormir√° al menos la mitad de su sue√Īo durante el d√≠a a trav√©s de las siestas.

El sue√Īo del reci√©n nacido se caracteriza por breves per√≠odos de vigilia de s√≥lo unos minutos cada vez a lo largo del d√≠a. Con el tiempo, la ventana de vigilia del reci√©n nacido se alarga y empieza a formar un patr√≥n. A menudo experimentan sus breves periodos de vigilia antes o despu√©s de comer.

Bebés

Los lactantes -beb√©s de dos meses a un a√Īo de edad- suelen dormir entre 14 y 16 horas por per√≠odo de 24 horas, siendo la mitad de ellas durante la noche y la otra mitad durante el d√≠a. A pesar de las importantes necesidades de sue√Īo de los beb√©s, a menudo s√≥lo duermen una o dos horas seguidas.

Ni√Īos peque√Īos

Tu beb√© se convierte en ni√Īo peque√Īo cuando cruza la marca de un a√Īo. Junto con los principales cambios en su desarrollo, como caminar, comer s√≥lidos y aumentar su independencia, ver√°s algunos cambios importantes en sus h√°bitos de sue√Īo. Los ni√Īos peque√Īos necesitan entre 11 y 14 horas de sue√Īo al d√≠a, la mayor parte de ellas por la noche. Dependiendo del ni√Īo, pueden hacer una o dos siestas durante el d√≠a de una o dos horas cada una.

¬ŅNecesitan los beb√©s dormir en una habitaci√≥n oscura durante el d√≠a?

Las condiciones de sue√Īo de un beb√© pueden variar seg√ļn las preferencias de los padres y las necesidades de sue√Īo del ni√Īo.

Al igual que para los adultos, las condiciones de sue√Īo ideales para un beb√© ser√°n una habitaci√≥n fresca y oscura, sin ruidos fuertes y repentinos. Y, como nosotros, a algunos beb√©s les resulta m√°s f√°cil dormir en condiciones no ideales que a otros.

A muchos padres les preocupa que tengan que hacer que las condiciones de sue√Īo sean claramente diferentes durante el d√≠a y la noche para ayudar a su beb√© a desarrollar un ritmo circadiano. En realidad, el ritmo circadiano se forma cuando su cerebro empieza a producir melatonina al ritmo diurno y nocturno que experimentan los adultos, y los beb√©s pueden tardar entre varias semanas y algunos meses en adaptarse al ritmo.

Para fomentar el desarrollo de ese ritmo, puedes asegurarte de que sus per√≠odos de vigilia tengan lugar con luz brillante y evitar incluso la luz tenue en la habitaci√≥n durante el sue√Īo nocturno.

¬ŅCu√°ndo debes dejar de coger al beb√© para las siestas?

Como muchas decisiones de crianza, el momento de dejar de coger al bebé para las siestas depende de ti y de tu familia. Encontrarás pros y contras independientemente de lo que decidas, así que se trata de encontrar el mejor equilibrio para tu hogar.

En primer lugar, mientras el adulto permanezca despierto, no hay peligro ni da√Īo inherente en sostener a un beb√© que duerme la siesta. Por el contrario, es lo contrario. D√©cadas de investigaci√≥n confirman los beneficios del cuidado canguro, que consiste en sostener al beb√© piel con piel con el padre. Estudios m√°s recientes han descubierto que los beb√©s tambi√©n se benefician de las caricias y los toques, aunque no incluyan el contacto con la piel desnuda.

A medida que el beb√© envejece, el riesgo de SMSL disminuye. As√≠ que, aunque no existe una preocupaci√≥n m√©dica por cogerlos en brazos durante las siestas a medida que crecen, los beb√©s pueden desarrollar preferencias o asociar tus brazos -y no la cuna- con el sue√Īo.

En √ļltima instancia, puedes decidir que est√°s dispuesta a aceptar que tu beb√© duerma m√°s inquieto por la noche a cambio de acurrucarse durante el d√≠a.

Establecer buenas rutinas para la siesta

Al igual que el sue√Īo nocturno, una buena rutina de siesta es una combinaci√≥n de coherencia y flexibilidad. Puedes indicar a tu hijo que se acerca la hora de la siesta mediante comportamientos coherentes antes de cada siesta.

Las se√Īales de la hora de la siesta suelen ser:

  • Alimentaci√≥n
  • Cambio de pa√Īales
  • Envolverle en un pa√Īuelo
  • Mecerlo en una habitaci√≥n fresca y sin luz directa

Además de asegurar la comodidad de tu bebé, el orden de estos acontecimientos puede ayudarle a predecir lo que va a ocurrir a continuación.

Muchos padres a√Īaden ruido blanco a la rutina de la siesta de su beb√© utilizando una m√°quina de sonido o incluso una aplicaci√≥n gratuita para tel√©fonos inteligentes. El ruido blanco imita los sonidos que los beb√©s experimentan en el vientre materno del bombeo de la sangre de la madre y el movimiento del sistema digestivo. Tambi√©n amortigua los sonidos fuertes e inesperados que podr√≠an sobresaltar al beb√©, como el timbre de la puerta o el ladrido de un perro.

Para conseguir las mejores siestas posibles, los padres deben emplear cierta flexibilidad. Por ejemplo, puedes esperar que la siesta tenga lugar antes de lo habitual si vas a conducir en coche o m√°s tarde si hay una actividad inusual en tu casa.

La necesidad de un sue√Īo seguro

Gran parte de la dificultad de elegir un lugar para la siesta proviene del debate sobre el sue√Īo seguro. Muchas directrices sobre la siesta surgen del deseo de prevenir el S√≠ndrome de Muerte S√ļbita del Lactante (SMSL). El SMSL engloba a los beb√©s que mueren mientras duermen por causas desconocidas, as√≠ como a los que mueren por asfixia o estrangulamiento mientras duermen.

Aunque la mayor√≠a de las muertes por SMSL se producen durante el periodo de sue√Īo nocturno, tambi√©n pueden ocurrir durante el d√≠a y en los periodos de siesta. De hecho, el SMSL puede producirse muy r√°pidamente: un estudio sobre el SMSL en reci√©n nacidos descubri√≥ que en el 38% de las muertes por SMSL ocurridas durante el d√≠a, los padres hab√≠an observado al beb√© con vida en tan s√≥lo 30 minutos.

Adem√°s del lugar, las directrices para la prevenci√≥n del SMSL tambi√©n abordan muchas cualidades del sue√Īo, como:

  • La temperatura de la habitaci√≥n
  • Estar cerca del beb√© mientras duerme, pero no en la misma cama
  • El humo de segunda mano
  • Poner al beb√© boca arriba
  • Usar un chupete

Los mejores lugares para la siesta del bebé durante el día

Los padres tienen las mismas opciones para las siestas diurnas que para el sue√Īo nocturno. Cuando consideres las opciones de siesta, ten en cuenta que las normas de sue√Īo seguro de la Academia de Pediatr√≠a se aplican tanto a las siestas como al sue√Īo nocturno. Se recomienda que las superficies para dormir sean firmes y planas, con una inclinaci√≥n inferior a 10 grados.

Las opciones que cumplen los criterios son:

  • Una cuna o mois√©s
  • Pack & plays, parques infantiles y cunas port√°tiles
  • El suelo

Cuna o moisés

Las cunas y los mois√©s son el pan de cada d√≠a de los lugares donde duerme el beb√©. Cuando utilices una cuna o un mois√©s, aseg√ļrate de que el colch√≥n se ajusta correctamente. Los huecos entre el colch√≥n y las paredes de la cama crean zonas peligrosas para que los beb√©s queden atrapados y no puedan respirar.

Utiliza s√≥lo una s√°bana bajera en la cuna o el mois√©s, sin m√°s mantas, almohadas, juguetes o protectores. Aseg√ļrate de que el producto no ha sido retirado del mercado y est√° en buenas condiciones de funcionamiento antes de utilizarlo.

Las cunas y moisés deben cumplir las normas y directrices de la Comisión Técnica de Seguridad de Productos para cunas y moisés.

Las normas incluyen los requisitos de que:

  • el producto pueda soportar el peso de un beb√©
  • sea estable, tenga unos laterales adecuados para evitar ca√≠das
  • e incluya una superficie r√≠gida para dormir.

Superficies alternativas para dormir, como los pack and plays, los parques de juego y las cunas port√°tiles

Muchas empresas fabrican productos orientados al sue√Īo del beb√© que no son cunas ni mois√©s. Entre ellos est√°n los pack and plays, los parques infantiles, las cunas port√°tiles, los mois√©s de viaje, los mois√©s desplegables y los mois√©s para cochecitos. Estos art√≠culos se denominan superficies alternativas para dormir, y para que se consideren seguros, deben cumplir las normas europeas de seguridad para productos seguros para dormir.

Estas normas exigen que la inclinaci√≥n de la superficie para dormir sea de 10 grados o menos y que los productos comercializados para el sue√Īo del beb√© cumplan las mismas normas que las de las cunas y mois√©s.

Suelo

Aunque a menudo pensamos en los muebles como el mejor espacio para dormir para un beb√©, el suelo ofrece las caracter√≠sticas clave de un sue√Īo seguro: una superficie firme y plana sin huecos ni peligros. Aunque el suelo no es la mejor disposici√≥n para dormir a largo plazo, proporciona un espacio seguro en caso de apuro cuando tu beb√© necesita dormir fuera de casa o no hay otro espacio seguro cerca.

Se recomienda que el espacio para dormir de tu beb√© sea un espacio dedicado a √©l, pero que a√ļn puede manejarse en el suelo. Aseg√ļrate de que ninguna mascota u otros ni√Īos tengan acceso a la zona y mant√©n el espacio para dormir de tu beb√© fuera de la l√≠nea de tr√°fico peatonal.

Un buen espacio sería uno que estuviera fuera del paso, como una esquina. También puedes mejorar la seguridad bloqueando el espacio con una silla u otro elemento para evitar que alguien lo pise accidentalmente.

Otras opciones para que el bebé haga la siesta durante el día

Por una cuestión de practicidad, los bebés suelen dormir fuera de casa y lejos de su cuna o moisés, a veces en lugares muy incómodos.

Las directrices oficiales de seguridad recomiendan que, si tu bebé se queda dormido en un columpio, un cochecito, una silla de coche, un portabebés de anillas o una mochila portabebés, lo traslades inmediatamente a una superficie firme y plana, como una cuna o un moisés, para que duerma.

En tus brazos o sobre tu pecho

Tener a tu bebé en brazos mientras duerme la siesta no es intrínsecamente inseguro. Cuando permaneces despierto, tus brazos y tu pecho pueden ser espacios seguros para dormir para un bebé. Tendrás que asegurarte de que sus vías respiratorias permanecen despejadas, manteniendo la barbilla del bebé fuera de su pecho y las mantas o la ropa alejadas de su nariz.

Por supuesto, todos los riesgos del colecho y de compartir la cama surgen si te quedas dormida mientras sostienes al bebé o pierdes la lucidez. La bebida, las drogas y el tabaco aumentan el riesgo de que el espacio para dormir se vuelva inseguro.

Deja un comentario