Zantac para el reflujo del bebé: ¡Cómo conseguir que el bebé lo tome!

Tu bebé tiene problemas de reflujo ácido y el médico le ha recetado Zantac para ayudarle. Todo suena muy bien hasta que llega el momento de administrar realmente la medicación. De repente, tu bebé hace muecas y escupe más medicamento del que traga. ¿Qué puedes hacer?

Esta madre le da leche a su bebé en la cama junto a la cuna.

Si a tu bebé le han recetado Zantac para el reflujo ácido, es probable que encuentres cierta resistencia. Intenta colocar la jeringa contra la mejilla de tu bebé o hacia la parte posterior de su boca y administra lentamente pequeñas cantidades cada vez, idealmente treinta minutos antes de la hora de la comida. También puedes pedir a tu farmacéutico que aromatice el medicamento para que sepa mejor.

Sigue leyendo para conocer otros consejos para conseguir que tu bebé se tome el Zantac, así como para conocer un poco de información de fondo sobre el propio medicamento y su seguridad en los bebés.

¿Cómo puedo hacer que mi bebé tome Zantac?

El Zantac infantil se presenta en un jarabe líquido que se administra por vía oral mediante una jeringa o un gotero.

Una vez que hayas medido la dosis prescrita en la jeringa, coloca la jeringa dentro de la boca del bebé contra su mejilla o en la parte posterior de su boca. Introduce pequeñas cantidades del medicamento lentamente y deja que tu bebé tenga tiempo de tragarlo completamente antes de darle más.

Esto no sólo le permitirá tomar el Zantac con más facilidad, sino que también garantizará que, si lo escupe, sólo se pierda una pequeña cantidad.

¿Puedo mezclar Zantac en un biberón?

Si a tu bebé le cuesta tomar el medicamento, puedes tener la tentación de mezclarlo con el biberón. Sin embargo, se recomienda tomar Zantac treinta minutos antes de las comidas para obtener la máxima eficacia. También podría haber problemas para diluir el Zantac si se mezcla con la leche de fórmula o la leche en el biberón.

Mi bebé no retiene el Zantac

Si tu bebé tiene problemas para retener el Zantac, hay algunos consejos que pueden ayudar.

Intenta colocar la jeringa del medicamento en la boca de tu bebé, ya sea en el interior de su mejilla o en la parte posterior de la boca. Dale a tu bebé pequeñas cantidades de medicamento cada vez, asegurándote de que tiene tiempo para tragar entre ellas.

Si tu bebé hace muecas cuando le das el Zantac, tu farmacia puede ponerle algún aromatizante para que tenga un sabor menos amargo. Además, si tu bebé toma un chupete, puedes dárselo después de darle la medicación para animarle a tragar.

Embarazada se está comiendo un helado por la calle.¿Puedo comer Dairy Queen estando embarazada? (Preguntas frecuentes sobre el helado y qué pedir)

Este medicamento debe administrarse treinta minutos antes de la hora de la comida para conseguir la máxima eficacia, pero así también disminuye la probabilidad de que lo escupa.

¿Para qué se utiliza el Zantac para bebés?

Zantac (también conocido por su nombre genérico, Ranitidina) es un fármaco que ayuda a aliviar los síntomas del reflujo ácido y del reflujo gastroesofágico reduciendo la cantidad de ácido que se produce en el estómago. Este fármaco funciona como un antagonista H2 de la histamina.

Aunque muchos de nosotros ya lo tenemos en nuestro botiquín, éste no es el tipo de Zantac aprobado para su uso en bebés.

El Zantac infantil sólo se puede adquirir con receta del médico de tu hijo y se dosifica en función del peso del niño, normalmente entre 5 y 10 mg/día divididos en 2 o 3 dosis.

¿Necesita mi bebé un medicamento para el reflujo ácido?

Todos los bebés regurgitan. De hecho, no es raro que los bebés regurgiten varias veces a lo largo del día. Este tipo de regurgitación normal no debería molestar a tu bebé. Si notas que tu bebé empieza a estar inquieto o irritable mientras regurgita, quizá debas considerar la posibilidad de ir al médico.

La ERGE, o enfermedad por reflujo gastroesofágico, es una enfermedad en la que el músculo del esfínter esofágico inferior de los bebés no está completamente maduro, lo que permite que los ácidos del estómago suban de nuevo al esófago.

Los síntomas de la ERGE en los bebés son:

  • Arqueamiento de la espalda, normalmente durante o después de las tomas
  • Náuseas o problemas para tragar
  • Cólicos
  • Tos
  • Irritabilidad
  • Neumonía
  • Mala alimentación/rechazo a comer
  • Poco crecimiento y aumento de peso
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Problemas para respirar o sibilancias

Si tu bebé está sano, es feliz y crece bien, sus regurgitaciones son probablemente una parte completamente normal de la infancia. Sin embargo, si tu bebé presenta alguno de los síntomas anteriores, puede ser el momento de visitar al médico para ver si es necesario tomar algún medicamento para aliviar su malestar.

No todos los casos de reflujo ácido requieren medicación. A veces el médico de tu bebé puede sugerir cambios en la dieta o que permanezca erguido durante 30 minutos después de comer.

¿Debo dar a mi bebé Zantac?

El médico de tu bebé te orientará en la decisión de si es necesaria alguna medicación para el reflujo de tu bebé.

Es importante que acudas primero al médico porque se necesitará una receta para la versión para bebés de Zantac, así como información sobre la dosis correcta en función del peso de tu bebé. No es seguro dar a tu bebé la versión de Zantac destinada a los adultos.

Barritas de proteinas por la mitad sobre la mesa.¿Puedes comer barritas de proteínas durante el embarazo? (Con información de seguridad)

Sólo hay que dar Zantac al bebé bajo la supervisión del médico.

¿A qué edad pueden tomar Zantac los bebés?

Se ha aprobado el uso de Zantac en bebés a partir de las cuatro semanas de vida.

¿Es Zantac seguro para los bebés?

Zantac se ha recetado a los bebés durante más de 30 años como forma de aliviar los síntomas del reflujo ácido.

La versión infantil de Zantac se prescribe en forma de jarabe líquido y la dosis se determina en función del peso del bebé. Presta mucha atención a la dosis prescrita para evitar la sobremedicación.

Aunque tu bebé reciba accidentalmente una dosis superior a la prescrita, Zantac suele ser seguro y se tolera bien.

Otra preocupación acuciante por el uso de Zantac, o ranitidina, en bebés es la reciente retirada del mercado debido a los pequeños niveles de N-nitrosodimetilamina, un probable carcinógeno humano, encontrados en el medicamento.

Retirada voluntaria

A partir del verano de 2019, se notificó a la FDA el hallazgo de N-nitrosodimetilamina, o NDMA, en las versiones de venta libre y con receta de la ranitidina, la versión genérica de Zantac. La FDA realizó entonces sus propias pruebas de laboratorio y encontró niveles bajos de NDMA en la ranitidina.

La principal preocupación de estos niveles de NDMA es que se había descubierto que aumentaban en cantidades significativas cuando se exponían a temperaturas más altas, incluidas las condiciones de temperatura que se utilizarían para distribuir el medicamento y en los hogares de los clientes.

Esta preocupación llevó a la FDA a solicitar la retirada de este producto del mercado en abril de 2020. Si tienes alguna duda sobre esta reciente retirada del mercado, ponte en contacto con tu médico para que te oriente.

Efectos secundarios a largo plazo

Como todos los medicamentos, hay que tener en cuenta algunos efectos secundarios potenciales a largo plazo. Un estudio reciente descubrió que los bebés que tomaban bloqueadores H-2, como Zantac, tenían un mayor riesgo de fractura ósea con el tiempo.

Este estudio también descubrió que cuanto más joven era el niño cuando empezó a tomar supresores de la acidez H-2, mayor era el riesgo de fractura. Los niños con mayor riesgo eran los menores de 6 meses.

Esta madre le da la leche materna a su hija en el biberón.¿Puedes usar bolsas Ziploc para la leche materna? (Almacenamiento en nevera o congelación)

¿Cómo puedo tratar el reflujo de mi bebé de forma natural?

A veces, hagas lo que hagas, es posible que tu bebé no tome el medicamento con éxito.

Puede haber algunas alternativas más naturales que el Zantac para tratar el reflujo ácido de tu bebé si tienes este problema o si simplemente te incomoda la idea de dar este medicamento a tu bebé.

Alimentar al bebé en posición vertical

Una de las principales razones por las que los bebés son más propensos a las regurgitaciones y al reflujo ácido es la cantidad de tiempo que pasan tumbados. Una forma de evitarlo es alimentar a tu bebé en posición vertical.

Debes mantener todo el cuerpo del bebé en posición vertical y asegurarte de que su cabeza está elevada por encima de su estómago.

El inconveniente de esto es que a tu bebé no le gusta alimentarse en esta posición. Puede que tengas que convencerle las primeras veces para que se acostumbre.

Mantén al bebé erguido después de alimentarlo

Una forma segura de ayudar al reflujo de tu bebé es mantenerlo en posición vertical durante 30 minutos después de cada toma. Intenta evitar poner a tu bebé en posición vertical sentado, ya que a veces puede causar presión en el estómago y puede empeorar el reflujo.

La buena noticia es que tu bebé probablemente disfrutará de este tiempo extra de acurrucamiento. Sin embargo, hacer esto después de cada toma puede llevar mucho tiempo y puede interferir con la rutina de la siesta de tu bebé.

Chupete

Muchos padres tienen opiniones encontradas sobre el uso del chupete. Sin embargo, si tu bebé utiliza uno y sufre reflujo ácido, puedes estar de suerte.

Un estudio reciente descubrió que dar al bebé un chupete después de las tomas mientras está sentado y erguido puede ser útil para reducir el reflujo. Este estudio también concluyó que dar a un bebé un chupete en posición prona después de comer no ayudaba al reflujo y, de hecho, podía empeorarlo.

Si tu bebé ya utiliza el chupete, ¡no hay realmente ningún inconveniente en utilizar este método para ayudar al reflujo!

Gripe water

Gripe water es un medicamento de venta libre que contiene diferentes ingredientes, como hierbas y bicarbonato sódico.

El bebé está llorando en la trona porque no quiere comer.¿Por qué llora mi bebé cuando come alimentos sólidos? (Razones y consejos)

Gripe water afirma que puede ayudar con los gases, el hipo, los dolores de la dentición e incluso los problemas de barriga. Muchos padres confían en este producto para aliviar los cólicos de sus hijos.

Aunque no existe ninguna afirmación médica real de que Gripe water ayude al reflujo ácido, podría valer la pena probar este producto totalmente natural.

3 comentarios en «Zantac para el reflujo del bebé: ¡Cómo conseguir que el bebé lo tome!»

    • Respeto tu opinión, pero es importante recordar que en ciertos casos la medicación puede ser necesaria para garantizar la salud y bienestar de los bebés. Consultar con profesionales médicos es fundamental para tomar decisiones informadas.

      Responder

Deja un comentario