¿Tu hijo es malo con el perro? ¡Y cómo afrontarlo!

Los niños pequeños suelen amar a los animales, pero no siempre saben cómo tratarlos. Especialmente los niños pequeños pueden ser bruscos con las mascotas y, a veces, incluso pueden herir intencionadamente a un animal. Si tu hijo pequeño se porta mal con tu perro, quizá te preguntes qué puedes hacer para solucionar su comportamiento.

Esta madre está enseñando a su hijo a querer al perro como uno más de la familia. Parece que se divierten.

Entonces, ¿qué hacer si tu hijo pequeño es malo con el perro? La mayoría de los niños pequeños son malos con los animales, como los perros, porque no entienden que son seres vivos con sentimientos, sino que los ven como un juguete con el que jugar. Si tu hijo es malo con el perro, aborda inmediatamente su comportamiento, explícale que está haciendo daño al perro y enséñale a jugar de forma agradable.

Que los niños sean crueles con los animales puede ser una señal de alarma en algunos casos. Pero antes de preocuparte, es importante que te pares a pensar en la situación. Sigue leyendo para saber por qué los niños pequeños son a veces malos con los animales y qué puedes hacer para frenar ese comportamiento.

¿Por qué mi hijo pequeño es malo con el perro?

Hay muchas razones por las que tu hijo pequeño puede ser malo con tu perro, y no todas son motivo de preocupación. La mayoría de las veces, los niños pequeños muestran comportamientos mezquinos porque aún no entienden que los animales tienen sentimientos y no se les ha enseñado la forma correcta de tratarlos.

La agresividad en un niño pequeño es bastante común, y las rabietas que incluyen comportamientos como pegar, morder y arañar suelen empezar alrededor de esta edad.

Al igual que en cualquier otra área de la vida de tu hijo, depende de ti, como padre, ser el maestro y modelar un comportamiento positivo para tu hijo. Si tu hijo hace daño intencionadamente o es brusco con el perro, es posible que esté celoso de la atención que recibe el perro.

Rebajas
Fisher-Price Lil' Snoopy Pull Along Dog
6.089 Opiniones
Fisher-Price Lil' Snoopy Pull Along Dog
  • El primer adorable cachorro de un niño, el pequeño Snoopy
  • Tiene un montón de acciones divertidas para los más pequeños
  • Mueve la cabeza, sus orejas, mueve el rabo y hace ruido al arrastrarlo (imitando...
  • Adecuado para niños de 12 a 36 meses
  • Color amarillo y marrón

Si el perro es un nuevo miembro de la familia, es posible que tu hijo esté sobreestimulado porque jugar con el perro es una experiencia nueva y emocionante.

¿Qué significa que un niño sea cruel con los animales?

Hay ciertos casos en los que puede ser realmente preocupante que un niño sea cruel con un animal, pero la mayoría de las veces hay otra razón detrás. Lo que tienes que buscar es la causa del comportamiento de tu hijo y ver si puedes intervenir para corregirlo.

En algunos casos, que los niños sean crueles con los animales puede ser una señal de un futuro comportamiento violento. Según la web Psychology Today, si un niño menor de seis años hace daño a un animal, se considera que está en una fase llamada «El Experimentador».

Fisher-Price Perrito primeros descubrimientos, juguete bebé...
1.350 Opiniones
Fisher-Price Perrito primeros descubrimientos, juguete bebé...
  • Este peluche Fisher-Price para bebé tiene más de 75 canciones, melodías y...
  • Las manos, el pie, la oreja y el corazón luminoso del peluche Perrito responden...
  • El peluche interactivo para bebé enseña 100 palabras sencillas, así como las...
  • El peluche para bebé dispone de 3 niveles de aprendizaje con Tecnología...
  • Solo hay que apretar y mantener presionado el corazón luminoso del peluche...
  • El peluche para bebé ayuda al niño a reforzar la motricidad y la capacidad...

Esto significa que si un niño en edad preescolar es malo o cruel con una mascota, puede estar en una fase de desarrollo en la que carece de capacidad y madurez para comprender que los animales tienen sentimientos como los humanos. Esto se observa con mayor frecuencia cuando el perro es una mascota nueva, y el niño no ha tenido mucha experiencia en el trato con animales.

Si un niño mayor es cruel con los animales, o un niño que entiende que no está bien pero sigue haciendo daño al animal, puede ser motivo de preocupación. Si te preocupa el comportamiento de tu hijo, lo mejor es que hables con tu pediatra o con un psicólogo infantil.

¿Cómo puedo evitar que mi hijo pequeño haga daño a mi perro?

Si tu hijo muestra un comportamiento agresivo hacia tu perro, es probable que te preguntes cómo detenerlo. Al igual que con cualquier otro comportamiento negativo que muestre tu hijo, es importante modelar el comportamiento correcto y utilizar el refuerzo para animarle a hacer lo correcto.

Es habitual que los niños imiten el comportamiento que ven, aunque no sea en casa. Tu hijo puede imitar el comportamiento que ve en la televisión, en una película o de otra familia.

Aparte del modelado, lo mejor que podemos hacer es averiguar de dónde está aprendiendo tu hijo el comportamiento y utilizar el refuerzo positivo para animarle a cambiar su forma de actuar.

Cómo evitar que un niño pegue a un perro

Si quieres que tu hijo deje de pegar al perro, enséñale lo que debería hacer en lugar de pegar. Una alternativa positiva a los golpes puede ser acariciar al perro de forma suave. Puede que tu hijo esté intentando jugar con el perro, pero no se dé cuenta de que en realidad le está haciendo daño.

Bonve Pet 2x400ML Comedero para Perro Gato y Mascotas de...
10.305 Opiniones
Bonve Pet 2x400ML Comedero para Perro Gato y Mascotas de...
  • 💓【2 COMEDEROS DE 400ml & COMEDERO PLEGABLE】 Viene con 2 tazones de 400ml,...
  • 💓【TAPETE PARA COMER ANTIDESLIZANTE】 El tapete para comer hecho de...
  • 💓【FÁCIL DE LIMPIAR】 Es fácil limpiar los comederos de perros...
  • 💓【TAZONES SEGUROS Y DURADEROS】 Están hechos de acero inoxidable los dos...
  • 💓【LO QUE OBTENDRÁ】 2x Comederos para Perros y Gatos de 400ml, 1x Tapete...

Pide a tu hijo que utilice «manos suaves» o «manos blandas» cuando empiece a pegar al perro. Como la mayoría de los comportamientos indeseables de los niños pequeños, pegar es una forma de poner a prueba sus límites para ver lo que pueden hacer. Es importante mostrar a tu hijo que este comportamiento no es aceptable.

Si es necesario, puede que tengas que apartar a tu hijo de la situación poniendo al perro en otra habitación. Hazle saber que tendrá que calmarse y ser amable para poder jugar con el perro.

¿Qué pasa si tu hijo lanza objetos al perro?

La capacidad de lanzar objetos es una habilidad importante que tu hijo debe aprender y requiere una motricidad fina bien desarrollada. Sin embargo, los lanzamientos agresivos pueden convertirse en un problema. La mejor manera de evitar que tu hijo lance objetos al perro es enseñarle lo que puede lanzar.

En lugar de lanzar objetos al perro, enséñale a jugar a buscarlos con él. Puede que tu hijo lance cosas porque quiere jugar con el perro, pero no entiende que el perro no quiere jugar. También es importante que enseñes a tu hijo a leer la reacción del perro.

Rebajas
Vaso de almacenamiento de comida Philips Avent (modelo...
43.951 Opiniones
Vaso de almacenamiento de comida Philips Avent (modelo...
  • Tapa antiderrames: los vasos de almacenamiento Philips Avent cuentan con una...
  • Vasos y tapas aptos para la escritura: para saber la fecha y el contenido.
  • Fácil de almacenar: los vasos de almacenamiento Philips Avent son versátiles y...
  • Vasos y tapas apilables: para un frigorífico y un congelador ordenados.
  • Incluye: 10 vasos de almacenamiento de comida Philips Avent (180 ml/6 oz), 10...

Ayúdale a entender que si el perro huye o se esconde después de que tu hijo haga algo, eso significa que probablemente ha hecho daño al perro.

Tu hijo también puede lanzar cosas si intenta llamar la atención del perro. Enséñale la forma correcta de llamar a tu perro sin utilizar un comportamiento agresivo.

¿Qué pasa si tu hijo pequeño es agresivo con el perro?

Si tu hijo se muestra agresivo con tu perro, intenta encontrar la raíz de su agresividad. ¿Hay un nuevo perro en casa que recibe mucha atención? ¿Está molesto porque quiere jugar con el perro y no entiende que el perro no quiera jugar? Decirle simplemente a tu hijo que deje de hacerlo puede no resolver el problema real que hay detrás de su comportamiento.

Rebajas
Safety 1st Auto Close barrera de seguridad para niños con...
2.439 Opiniones
Safety 1st Auto Close barrera de seguridad para niños con...
  • PUERTA DE SEGURIDAD INFANTIL compatible con aberturas de 73 cm a 80 cm y...
  • FÁCIL DE USAR: esta barrera de seguridad se abre con una sola mano en ambas...
  • RÁPIDO Y FÁCIL DE INSTALAR: el marco en forma de U con cuatro puntos de...
  • SEGURIDAD: el indicador visual integrado en el sistema de cierre garantiza que...
  • BARRERA ESCALERAS: también puede montarse en barandillas redondas con un...
  • BARRERA SEGURIDAD PERROS: también puede utilizarse como puerta de seguridad...

Tanto si tu hijo tiene dos como cuatro años, aún está aprendiendo a expresarse de forma saludable y a gestionar su frustración de forma adecuada. Los niños pequeños suelen tener grandes sentimientos, pero no siempre saben cómo manejarlos.

Recuérdale a tu hijo que no pasa nada por sentirse enfadado, triste o celoso, pero que hay que tener cuidado con la forma de manejar nuestras emociones. También puede ser útil sugerirles que «usen sus palabras» y no sus manos, pies u otros objetos.

Mi hijo de 2 años es malo con el perro

Los niños pequeños de esta edad suelen mostrar la mayor agresividad porque aún no han aprendido a expresar sus sentimientos. Su falta de autocontrol a los 2 años suele provocar frecuentes rabietas y puede causar una relación tensa entre tu hijo pequeño y tu perro.

A esta edad, es más difícil razonar y explicar las cosas a tu hijo. La mejor herramienta que puedes utilizar en esta fase es el modelado. Cuando tu hijo de 2 años sea malo con el perro, enséñale a ser amable. Acaricia al perro con amabilidad y enséñale a tu hijo pequeño a usar las manos con delicadeza. Luego, coge la mano de tu hijo y guía su mano para que acaricie al perro con suavidad.

Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro,...
4.677 Opiniones
Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro,...
  • 2.figuras con 1.animales y accesorios
  • Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro, Multicolor
  • Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro, Multicolor
  • Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro, Multicolor
  • Playmobil 70154 Special Plus Mamá con bebé y Perro, Multicolor

Mostrar un comportamiento alternativo y decirles lo que deben hacer suele ser más eficaz que decirles sólo lo que no deben hacer. Si crees que no están preparados para jugar o acariciar al perro con suavidad, haz que practiquen con un peluche.

Mi hijo de 3 años es malo con el perro

Los niños de esta edad suelen mostrar comportamientos agresivos cuando están sobreestimulados o abrumados. Tu hijo puede sobreestimularse al jugar con el perro porque la sobreestimulación puede ocurrir en una situación nueva o emocionante. Los niños pequeños también pueden actuar de forma agresiva cuando sienten emociones fuertes, como la ira o los celos.

Aunque los niños de 3 años son más capaces de atender a los razonamientos que los de 2 años, siguen luchando con el autocontrol y el manejo de sus emociones.

Situaciones como ésta son un buen momento para fomentar la empatía en tu hijo pequeño. Pregúntale cómo se sentiría si alguien fuera malo con él. Hazle saber que sólo puede jugar con el perro si es amable.

Cuando tu hijo de 3 años sea malo con el perro, no des por sentado que sabe exactamente qué ha hecho mal. Aunque haya sido agresivo, puede pensar que sólo estaba jugando con el perro. Intenta explicarle con calma cómo jugar con el perro en lugar de castigarle inmediatamente por su comportamiento.

Mi hijo de 4 años es malo con el perro

Con un niño de 4 años, puedes explicarle las consecuencias de su comportamiento. Un niño que puede estar intentando jugar con el perro o quererlo puede no darse cuenta de que en realidad le está haciendo daño. Ésta es una buena edad para enseñar a tu hijo a leer la reacción del perro y su lenguaje corporal.

Si tu hijo no entiende cuándo está haciendo daño al perro, enséñale la diferencia en la reacción del perro cuando es suave y cuando es brusco. Puedes decir «¿ves cómo mueve la cola? Eso significa que está contento» para mostrar cómo reacciona el perro cuando se le acaricia con suavidad.

Iris Ohyama, Parque para Perros/Parque para Cachorros,...
5.295 Opiniones
Iris Ohyama, Parque para Perros/Parque para Cachorros,...
  • EL PRODUCTO CONTIENE: 1 juego de corralito de interior (1x panel con puerta, 3x...
  • DIMENSIONES: Largo 91.5cm x Ancho 91.5cm x Alto 60cm (Largo 36.02" x Ancho...
  • CAPACIDAD: adecuado para perros pequeños y medianos o cualquier otro animal de...
  • PATIO SEGURO: El corral para perros Iris Ohyama CI-604E es un corral para...
  • PORTÁTIL y LIGERO: Cada corral de juego está hecho de material ligero que es...
  • FÁCIL DE LIMPIAR y EXTENDIBLE: Si desea tener un corral de juegos más grande,...

También puedes explicarles cómo puede sentirse el perro cuando le tiran de la cola o del pelo. Ayudarles a entender que el perro puede herir y sentir dolor igual que nosotros debería poner fin a su comportamiento.

Tu hijo de 4 años puede seguir siendo malo con el perro incluso después de que le hayas explicado cómo se siente. Los tiempos muertos pueden ser una estrategia eficaz a esta edad para ayudar a tu hijo a calmarse y aprender un comportamiento positivo.

Utiliza los tiempos muertos como momentos de enseñanza, explicando a tu hijo cómo puede hacerlo mejor después de calmarse en el tiempo muerto.

Deja un comentario