¿Puede mi segundo bebé ser más pequeño que el primero? (Basado en datos reales)

Después de haber dado a luz una vez, es posible que desees que tu segundo bebé sea más pequeño para que la experiencia del parto sea más fácil, ¡y para que puedas pasar más tiempo con la ropa de recién nacido! Las historias anecdóticas de amigos y familiares pueden hacer que sea difícil saber si se trata de una expectativa razonable.

Mujer con bonito vestido azul, se toca la barriga de embarazada.

En igualdad de condiciones, los segundos bebés tienden a ser más grandes que los primeros, probablemente debido al aumento de la edad materna. Por término medio, el peso del bebé suele aumentar con el orden de nacimiento, pero circunstancias especiales, como las complicaciones del embarazo, pueden crear excepciones a esa tendencia.

Sigue leyendo para conocer más detalles sobre el orden de nacimiento y el tamaño y las excepciones que debes tener en cuenta para ayudarte a establecer mejor tus expectativas.

¿Los segundos bebés suelen ser más pequeños o más grandes que los primeros?

Todos los estudios realizados en los últimos años apuntan a que los segundos bebés son más grandes que los primeros. Y, a medida que aumenta el orden de nacimiento, también lo hace el tamaño del bebé.

Afortunadamente, el aumento es una cuestión de gramos, por lo que los padres no deberían preocuparse universalmente de que estén gestando un bebé demasiado grande, a menos que haya otros factores de riesgo. Un estudio europeo descubrió que los segundos bebés pesaban una media de 127 gramos más que los primeros. Los terceros nacidos pesaban algo más de 170 gramos más que los primogénitos. El estudio excluyó a los bebés nacidos prematuramente y a los que padecían enfermedades o afecciones crónicas.

Un estudio italiano descubrió que los segundos bebés pesaban una media de 85 gramos más que los primeros. A pesar de que los segundos embarazos son, de media, unos días más cortos que los primeros.

El peso de los segundos bebés comparado con el de los primeros

Cuando consideramos el tamaño de un recién nacido, especialmente cuando comparamos a los primogénitos con los segundos, solemos centrarnos en el peso de los bebés. Al fin y al cabo, el peso es una de las pocas cosas que sabemos de nuestros recién nacidos hasta que conocemos mejor su personalidad.

Y lo que es más importante, es un importante indicador de la salud del bebé, ya que los bebés con bajo peso al nacer tienen más resultados adversos, como la muerte y problemas de salud graves.

El rango de peso medio saludable de un recién nacido es de 2,5 kg a 2,5 kg. Es un rango amplio, y los bebés que están por debajo o por encima de esa media pueden seguir estando sanos.

Hija pequeña escucha al bebé dentro de la barriga de su madre embarazada. Parece estar feliz.¿Mi segundo bebé se parecerá al primero? (Razones, preguntas y algunos datos)

Hay muchos factores que contribuyen al peso del bebé, como la genética de los padres, la nutrición de la madre, los problemas de salud del bebé, el sexo del bebé y la duración de la gestación.

Longitud de los segundos bebés en comparación con los primeros

La mayor parte de las investigaciones sobre las diferencias de tamaño entre el primer y el segundo bebé se centran en el peso de los bebés. Hay muchos más factores que influyen en la longitud de los bebés, por lo que es más difícil predecir o encontrar un patrón entre los siguientes nacimientos.

Aunque algunas de las características de la madre -como su genética y la longitud de sus extremidades- no cambian entre embarazos, otras sí lo hacen. Otras, como la cantidad de horas de sueño que duerme y si come más, pueden cambiar fácilmente entre embarazos. Sorprendentemente, todos estos factores parecen contribuir a la longitud del recién nacido.

El perímetro cefálico de los segundos bebés en comparación con los primeros

El perímetro cefálico constituye, junto con el peso y la altura, el tercer elemento del triunvirato métrico del tamaño del bebé. Juntos, estos tres conjuntos de datos proporcionan a los proveedores de servicios médicos una perspectiva del tamaño del bebé en comparación con la población en general y si puede haber algún problema de salud subyacente. Sin embargo, no se conoce ninguna relación entre el orden de nacimiento y el tamaño de la cabeza.

En concreto, la medición del perímetro cefálico ofrece a los profesionales una forma rápida de determinar si un bebé sufre microcefalia (cabeza pequeña), lo que puede indicar una serie de posibles problemas de salud como parálisis cerebral, epilepsia, problemas de visión, problemas cardíacos y mucho más.

Por otra parte, un recién nacido con un tamaño de cabeza mayor de lo habitual (macrocefalia) puede ser un signo de hidrocefalia, que es agua en el cerebro.

El tamaño de la cabeza también se ve afectado por la genética, lo que significa que estos rasgos tienden a ser hereditarios. La mayoría de los bebés pueden atribuir el tamaño de su cabeza a rasgos heredados más que a un problema de salud. Los bebés con cabezas más grandes o más pequeñas de lo habitual también pueden estar completamente bien; por eso el perímetro cefálico es sólo un dato y no un diagnóstico.

Razones por las que tu segundo bebé es más grande que el primero

Hay muchos factores que contribuyen a que el segundo bebé sea más grande. Sin embargo, suponiendo que te cuides de forma básica, la mayoría de ellos están fuera de tu control. No debes intentar perder peso o evitar el aumento de peso durante el embarazo, a menos que te lo indique específicamente tu obstetra.

  • Edad materna
  • Peso materno
  • Aumento de peso materno
  • Sexo del bebé
  • Salud y nutrición de la madre durante el embarazo

Edad materna

Ninguno de los estudios considerados encontró que la edad materna por sí sola pudiera ser la causa de un mayor peso al nacer en los partos posteriores. Sin embargo, la relación entre la edad materna y la diabetes gestacional está bien establecida, al igual que la conexión entre la diabetes gestacional y el elevado peso al nacer.

Cuando una madre padece diabetes gestacional, tiene un mayor nivel de azúcar en la sangre que estimula el crecimiento del bebé y puede dar lugar a un bebé más grande.

Mujer practicando snorkel en la playa.¿Se puede hacer snorkel estando embarazada? (Preguntas frecuentes y detalles)

Peso materno

Si pesas mucho más durante el embarazo de tu segundo hijo, tu bebé también puede pesar más. La obesidad materna está relacionada con bebés de mayor peso al nacer, y no sólo porque la obesidad pueda contribuir a la diabetes gestacional.

En comparación con las mujeres no obesas con diabetes gestacional, las mujeres obesas sin diabetes gestacional tenían más probabilidades de tener bebés de mayor peso al nacer.

Dado que la mayoría de los adultos ganan de 450 a 900 gramos al año, es posible que el simple aumento de peso entre tus embarazos -o el peso retenido del anterior- pueda afectar al peso de tu próximo bebé.

Si tu primer bebé era grande para la edad gestacional, perder peso antes de tu siguiente embarazo reduce el riesgo de que los futuros bebés sean también grandes para la edad gestacional.

Aumento de peso de la madre durante el embarazo

El aumento excesivo de peso de la madre al principio del embarazo, hasta las 18 semanas, parece dar lugar a bebés más grandes. Sin embargo, los bebés más grandes se asocian a los segundos partos aunque la madre gane menos peso con el segundo embarazo que con el primero, lo que significa que el aumento de peso gestacional no es un factor de control, sino simplemente un posible contribuyente.

Sexo del bebé

También puedes prever un segundo bebé más pesado si vas a tener un niño después de haber tenido una hija. Los bebés varones suelen pesar una media de 115 gramos más que las mujeres.

Salud materna y nutrición durante el embarazo

Si tu salud es drásticamente diferente entre tu primer y segundo embarazo, puede influir en el tamaño de tus bebés.

Fumar durante el embarazo, especialmente después del primer trimestre, contribuye en gran medida a que el bebé pese menos. Además, parece influir en la circunferencia de la cabeza del bebé y en las proporciones de su peso corporal en comparación con su longitud, lo que hace que los bebés pesen menos para su contextura, además de pesar menos en general.

El consumo excesivo de alcohol también contribuye a un menor peso al nacer. Un estudio definió el consumo excesivo de alcohol como un mínimo de 12 gramos de alcohol entre semana.

Por último, es probable que la calidad nutricional influya en el peso de los recién nacidos, aunque la relación no está del todo clara. Los científicos saben que las deficiencias de micronutrientes pueden provocar un bajo peso al nacer, ya sea por un mal funcionamiento de la placenta o por cambios reales en la formación del feto.

Madre toca su barriga y se ríe. Está feliz.¿Puedo tomar musgo marino estando embarazada? (Lo que debes saber)

Sin embargo, como la alimentación «sana» varía según las culturas, no hay información concluyente sobre cómo un cambio sutil en la dieta podría afectar a los siguientes embarazos de una mujer. Si sufres un trastorno alimentario o pasas hambre durante un embarazo, esto puede repercutir en el peso de tu hijo al nacer.

Razones por las que tu segundo bebé es más pequeño que el primero

Aunque los segundos y posteriores bebés tienden a ser más pequeños que el primero, hay excepciones a esa tendencia. Aparte del sexo del bebé, los factores que contribuyen a un menor peso al nacer no son los ideales, así que probablemente no deberías esperar un recién nacido más pequeño la segunda vez.

  • El bebé nace antes
  • Sexo del bebé
  • La madre consume alcohol o cigarrillos
  • Restricción del crecimiento intrauterino

El bebé nace antes

Un parto prematuro en un embarazo anterior es uno de los factores que más contribuyen a la probabilidad de futuros partos prematuros. Por supuesto, tu segundo embarazo podría ser tu primer parto prematuro debido a una serie de complicaciones tuyas o del bebé, como la restricción del crecimiento intrauterino o la incompetencia del cuello uterino.

Durante las últimas semanas del embarazo, tu bebé crece de 220 a 340 gramos por semana, por lo que un embarazo mucho más corto dará lugar a un bebé más pequeño.

Los cuentos de viejas nos dicen que hay que esperar un embarazo más corto con los segundos bebés, pero este consejo es engañoso, y probablemente no haya necesidad de hacer la maleta del hospital semanas antes. Estadísticamente, el parto se inicia de forma natural sólo unos días antes en los segundos embarazos que en los primeros.

Un amplio estudio reveló que el 50% de las madres primerizas dieron a luz antes de las 40 semanas y 5 días, y el 75% antes de las 41 semanas y 2 días. El 50% de las madres que habían dado a luz al menos una vez lo hicieron antes de las 40 semanas y 3 días, y el 75% dieron a luz antes de las 41 semanas.

Sexo del bebé

Dado que los bebés de sexo femenino pesan una media de 115 gramos menos que los recién nacidos de sexo masculino, puedes esperar un bebé más pequeño si vas a tener una niña después de un niño. Si tu segundo embarazo es un bebé del mismo sexo que el primero, es un factor menos a tener en cuenta.

La madre consume alcohol o cigarrillos

Como ya se ha dicho, el consumo considerable de alcohol y el consumo de cigarrillos dan lugar a bebés con menor peso al nacer. Si te abstuviste de estos elementos durante tu primer embarazo pero los consumes en el segundo, corres el riesgo de tener un bebé de menor peso.

Sin embargo, puede que no se trate de unos pocos gramos y que, por el contrario, tu bebé corra el riesgo de pesar menos de 2,2 kilogramos y 220 gramos, lo que desencadenaría un mayor riesgo de sufrir diversos problemas de salud.

Restricción del crecimiento intrauterino

El nacimiento prematuro y la restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) son las dos causas más comunes de los bebés con bajo peso al nacer. Si tu segundo bebé se ve afectado por el RCIU, probablemente será más pequeño -quizá mucho más pequeño- que el primero.

Madre descansa en la cama porque se encuentra un poco mal antes del parto.¿Por qué tengo síntomas gripales antes del parto?

Los bebés con restricción del crecimiento fetal pueden ser más pequeños de lo habitual sólo porque sus padres son pequeños o porque ha ocurrido algo en el útero.

El RCIU puede estar causado por anomalías de la placenta, el estado de salud grave de la madre (como una enfermedad renal o problemas cardíacos), la presión arterial alta de la madre, defectos de nacimiento, anomalías cromosómicas e infecciones.

9 comentarios en «¿Puede mi segundo bebé ser más pequeño que el primero? (Basado en datos reales)»

    • ¡Vaya, vaya! Parece que alguien ha estado viviendo bajo una roca. La diferencia en el tamaño de los segundos bebés es algo conocido desde hace tiempo. Quizás deberías leer más o salir de tu cueva de vez en cuando.

      Responder
    • ¡Wow! Me sorprende que nunca hayas considerado eso. Es un punto de vista bastante común, ¡pero bueno, cada quien tiene su opinión! Gracias por compartir tu perspectiva, siempre es bueno escuchar diferentes puntos de vista.

      Responder
    • ¡Vaya sorpresa! No puedo creer que pienses que el tamaño de los bebés sea una competencia. Cada experiencia es única y maravillosa a su manera. No es cuestión de comparar, sino de disfrutar y amar a nuestros hijos sin importar su tamaño.

      Responder
    • En realidad, eso no es del todo cierto. El tamaño de los bebés no depende del orden de nacimiento, sino de diversos factores como la genética y la salud de la madre. Sería prudente investigar más antes de hacer afirmaciones generalizadas.

      Responder

Deja un comentario