¿Puede mi bebé romperme las costillas durante el embarazo? ¿Qué otra cosa puede ser?

Un dolor agudo y punzante en las costillas es desagradable en cualquier momento, pero especialmente si ya estás lidiando con los dolores del embarazo. Sabías que tu pequeño en crecimiento cambiaría tu cuerpo, sí, pero ¿es posible que el dolor en el pecho sea una costilla rota? ¿Y es posible que tu bebé lo haya provocado?

Esta embarazada se ha sentado un rato en la cama para descansar. Dice que le duele la zona de las costillas por el embarazo.

A pesar de su pequeño tamaño, tu bebé puede magullar o incluso fracturar tus costillas desde el vientre durante el embarazo. Por suerte, es muy raro que tus costillas se rompan realmente debido al embarazo, aunque las costillas magulladas y el dolor general de costillas pueden ser síntomas de embarazo bastante comunes, especialmente en el tercer trimestre debido a las formas en que tu cuerpo está cambiando.

Si estás embarazada y crees que tu bebé podría haberse fracturado una de tus costillas, sigue leyendo para saber cómo saber si tu costilla está realmente rota, y qué podrías hacer para aliviar el dolor.

¿Puede un bebé romperte las costillas durante el embarazo?

Aunque puedas evocar la imagen mental de tu hijo no nacido dándote un golpe de karate en las costillas y rompiéndolas en función de la fuerza del impacto, no es exactamente así.

La mayoría de los daños en las costillas durante el embarazo no están causados por el movimiento del bebé – aislado como está el feto por el líquido amniótico y el útero, tu bebé probablemente no podrá ejercer suficiente fuerza sobre tus costillas para romperlas (aunque puede parecerlo si tu pequeño es un movido) – sino por los cambios fisiológicos que lo acompañan.

Aunque no es probable que tu bebé te patee las costillas, hay mujeres que se han roto o fracturado las costillas durante el embarazo. Durante el embarazo, eres más vulnerable a las fracturas por estrés o incluso a la rotura total de las costillas, debido a algunos de los cambios fisiológicos que provoca el embarazo.

Los cambios hormonales hacen que tus articulaciones se aflojen y que la anatomía de tu abdomen cambie a medida que tu cuerpo se acomoda al crecimiento del bebé. El aflojamiento de tus músculos y el aumento del tamaño del útero proporcionan menos apoyo a tu caja torácica, lo que puede facilitar que una costilla se disloque o se fracture.

Si eres menuda por naturaleza, tienes una mala alimentación o sufres un fuerte ataque de tos durante el embarazo, puedes acabar con una fractura por estrés en una de tus costillas. Pero, ¿cómo puedes saber si el dolor en el pecho está causado por una costilla rota o simplemente por un feo hematoma? Sólo una radiografía o un examen médico pueden decir definitivamente si tu costilla está sólo magullada o si está rota.

Esta embarazada está tomando un refresco con sabor a fresa.¿Puedes tomar refrescos durante el embarazo? ¡Coca-Cola, Pepsi y más!
Rebajas
HBselect Sostén De Lactancia Sin Costuras...
  • Material Cómodo : 90% fibra poliamida+ 10% Elastan, sin anillo de acero ,son...
  • Tamaño : S ,M ,L ,XL.XXL.podría elegir talla según su necesidad.podría leer...
  • Multicolor : paquete incluye 3 color negro,gris,violado para mudar.cada día...
  • Sostén para mujer embarazada,lactancia,y cuando hacer deporte,se puede ponerse...
  • Característica:*sin costuras ,*Sin anillo de acero,*Almohadillas...

Los síntomas de las costillas magulladas y de las fracturadas son muy parecidos (dolor y sensibilidad en la zona, dolor al respirar y posibles hematomas), y el tratamiento es el mismo (medicación para el dolor para ayudar a la hinchazón y mucho reposo). Así que, aunque quieras saber si tu costilla está realmente rota, normalmente no importa mucho a la hora de tratarla.

Ensanchamiento de las costillas

El ensanchamiento de las costillas es una parte natural (¡aunque muy incómoda!) del embarazo. Durante el tercer trimestre, tu útero en crecimiento se expande hacia arriba, justo debajo de tu caja torácica. Para acomodar el crecimiento, tus costillas se «ensanchan», haciendo espacio para tu bebé.

Algunas mujeres pueden no experimentar el ensanchamiento de las costillas, especialmente si el bebé es pequeño o si la mujer es mayor.

Otras mujeres pueden experimentar un ensanchamiento considerable y doloroso de las costillas, sobre todo si son pequeñas o su bebé es especialmente grande. Aunque el ensanchamiento de las costillas no suele dañar los huesos de las costillas, causa dolor al estirar y tirar del tejido blando que rodea las costillas inferiores.

Grandma Shark Almohada de Maternidad de algodón en Forma de...
  • Tela de algodón suave: la tela es transpirable y cómoda, mantiene el cuerpo...
  • Diseño en forma de U: Diseño ergonómico, 25 soportes abdominales, fuerte...
  • Material de relleno de alta calidad: fibra de poliéster 7D de alta calidad,...
  • Almohada funcional: se adapta a la curva de la cintura, rellena los huecos en la...
  • Funda de almohada extraíble: el diseño de cremallera de alta calidad puede...

La tensión sobre estos tejidos blandos puede causar dolor en las costillas inferiores, sensibilidad y, en casos graves, dolor al estornudar, toser o incluso respirar. El ensanchamiento de las costillas es un síntoma común del embarazo, aunque la gravedad puede variar. Si experimentas dolor en las costillas durante el embarazo, es más probable que se deba al ensanchamiento de las costillas que a su rotura.

Cómo saber si mi bebé me ha roto una costilla

Una de las formas más fáciles de saber si tu bebé te ha roto la costilla será un cambio en el tipo de dolor que sientes. Aunque es habitual que te duelan un poco las costillas inferiores durante el tercer trimestre del embarazo, una costilla rota provocará un dolor más intenso, agudo y localizado.

Las costillas rotas suelen hacer que respirar o toser sea extremadamente doloroso, e incluso puedes ver moratones alrededor de una zona de la costilla si está fracturada. Una fractura también puede desencadenar un dolor repentino si te doblas o tuerces el abdomen, pero la única forma de saber con seguridad si la costilla está realmente rota es hacerse una radiografía o un TAC.

Rebajas
Trofolastin - Crema Antiestrías, Previene y Reduce la...
  • Crema anti-estrías, estudiada y con eficacia clínicamente probada, que reduce...
  • Está indicado para la prevención de las estrías del embarazo, adolescentes,...
  • Formulada con Centella Asiática, una planta con acción regenerante y...
  • Gracias a sus ingredientes, este producto anti-estrías actúa manteniendo la...
  • Indicado en cualquier tipo de problema trófico cutáneo
  • Aplicar dos veces al día en la zona a tratar

Sin embargo, los médicos pueden dudar en recomendar estos procedimientos durante el embarazo, ya que la radiación adicional puede ser perjudicial para tu bebé en crecimiento. Tu médico debería poder hacerse una buena idea de si tu costilla está rota sólo con un examen físico, pero si le preocupa que sea una rotura grave, puede recomendar una radiografía para asegurarse de que todo está bien.

Cómo saber si mi bebé me ha magullado la costilla

Las costillas magulladas tienen síntomas muy parecidos a los de las costillas rotas, con sólo algunas pequeñas diferencias. En el caso de una costilla magullada, es probable que el dolor sea menos intenso que en el caso de una rotura (aunque más intenso que el dolor de costillas causado por el embarazo y el ensanchamiento de las costillas).

Esta mujer de 38 años está mirando el resultado del test de embarazo, parece que es positivo.¿Un segundo embarazo después de los 30, 35 o 40? Preparación y qué esperar

Las costillas magulladas suelen provocar hematomas visibles en la piel, y hacen que la zona lesionada sea sensible al tacto.

Toser y estornudar puede ser doloroso con una costilla magullada, pero respirar regularmente no debería doler (si lo hace, es más probable que tengas una costilla fracturada).

Cuándo llamar al médico

Debes avisar al médico inmediatamente si crees que te has roto una costilla, para que compruebe que no ha afectado negativamente a tu bebé. Lo peor de las costillas rotas es que el único tratamiento real para ellas es el tiempo.

Si sientes un dolor torácico extremo, tus costillas parecen desiguales o hundidas, o sangras mucho, debes buscar atención médica de inmediato.

Si no es necesaria la atención inmediata, menciona el dolor a tu médico o matrona en tu próxima cita. Aunque el médico podrá darte una medicación segura o consejos para ayudarte a controlar el dolor en las costillas, no hay nada que hacer realmente, salvo descansar y esperar a que se cure la lesión.

Niimo Cojín Embarazada en Forma de U - Almohada Embarazada...
  • SUEÑO REPARADOR: este cojín lactancia embarazo versátil ayuda a conciliar el...
  • MULTIFUNCIONAL: la almohada embarazo en forma de U posee dos patas que pueden...
  • 100% ALGODÓN: la funda de la almohada para embarazadas está fabricada 100 %...
  • FIRMEZA: el cojín embarazada para dormir versátil tiene un relleno 100 % de...
  • FÁCIL CUIDADO: este cojín embarazo es apto lavadora y secadora, ideal para...

Si estás en el tercer trimestre y tienes una costilla rota, es muy probable que la costilla no se cure del todo hasta después del parto. El estrés de los pujos durante el parto también puede agravar la lesión.

Dolor de costillas durante el embarazo

La mayor parte del dolor de costillas que sientes durante el embarazo se debe a los cambios que se producen en tu cuerpo. Los cambios hormonales hacen que tus ligamentos se relajen y se estiren, lo que puede irritar el tejido que rodea tus costillas en expansión. Tus pechos también crecen durante el embarazo, lo que puede cambiar tu postura y añadir presión a tus costillas.

Y hablando de presión, tu bebé en crecimiento se desplaza y se mueve, dando patadas a tus costillas y haciéndolas sentir doloridas. Por último, pero no por ello menos importante, la presión que ejerce el bebé sobre tu vientre puede provocar acidez y dolor en la mitad superior de la caja torácica.

Si el dolor que sientes es agudo, está localizado en una zona concreta o se asocia a un hematoma en las costillas, es posible que tengas un hematoma o una costilla rota, en lugar de un dolor costal normal causado por el embarazo.

Esta mujer está comiendo ostras del plato. Le pone limón y un poco de romero.Antojo de ostras durante el embarazo ¡Con información sobre seguridad y nutrición!

Dolor de costillas durante el primer trimestre

El dolor de costillas es muy poco probable durante el primer trimestre del embarazo, aunque puede ocurrir. El culpable más probable en esta fase inicial es el crecimiento de tus pechos: su mayor tamaño y su peso adicional pueden cambiar tu postura, haciendo que te duelan la espalda y las costillas.

BABYGO Pelota de Pilates Embarazadas, Fitball, Ejercicio,...
  • 💗 ¡Las mujeres embarazadas se inspiran! Comienza tu embarazo más saludable...
  • Libro de embarazo BABYGO - Maneras sencillas de marcar una diferencia positiva....
  • EJERCICIO DIVERTIDO Y FÁCIL Aumenta tu energía, construye tu fuerza y ayuda a...
  • ⏳ ¡Experiencia laboral mejorada! Los estudios demuestran que el ejercicio...
  • Recuperación posparto y tiempo de abdomen. Utiliza la pelota para mayor...
  • Consulta nuestra guía de tallas para ver la pelota adecuada para ti. Nuestra...

La hormona relaxina también aumenta durante el primer trimestre, aflojando tus articulaciones, lo que a su vez puede hacer que te duelan las costillas.

Dolor de costillas durante el segundo trimestre

Es probable que al principio del segundo trimestre no te duelan las costillas, pero hacia el final del trimestre, tus costillas pueden empezar a sentir la presión de tu bebé en crecimiento. Tu útero se está expandiendo hacia arriba, aprisionando tus costillas inferiores.

Y para empeorar las cosas, muchos bebés se ponen al revés en el segundo trimestre, lo que hace que tus costillas inferiores sean el objetivo principal de las patadas de tu pequeño.

También puedes empezar a experimentar dolor de ligamentos redondos durante el segundo trimestre; a medida que el útero crece, empieza a ejercer presión sobre los ligamentos que conectan el útero y la ingle, lo que puede causar un dolor agudo alrededor de las costillas, la espalda o la pelvis.

Dolor de costillas durante el tercer trimestre

En el tercer trimestre del embarazo, el dolor de costillas puede ser casi constante. Tu bebé empuja hacia arriba por debajo de tus costillas, lo que hace que se ensanchen; tu acidez está fuera de control; la hormona relaxina está aumentando en preparación para el parto; y, por supuesto, tu barriga es enorme y desordena completamente tu postura.

KeaBabies Banda De Maternidad Para El Embarazo - Cinturón...
  • Soporte Ergonómico 360° - Diseñamos KeaBabies Maternity Belly Band para su...
  • Suave y transpirable - Manténgase acogedor y apoyado todo el día. Nuestro...
  • Alivia los Dolores del Embarazo - Diseñadas para proporcionar una compresión...
  • Te ayuda a mantenerte activo - Mantente levantado mientras te mantienes activo....
  • Cuidado fácil e idea de regalo perfecta - Cada madre embarazada ama un regalo...

Las mujeres también son más propensas a desarrollar una ITU (infección del tracto urinario) durante el tercer trimestre del embarazo. Las ITU provocan dolor de riñones, pero el dolor suele ser como el de las costillas debido a la posición de los riñones. Si tienes fiebre o escalofríos junto con el dolor de costillas o sientes una sensación de ardor al orinar, debes acudir al médico y que te haga pruebas para detectar una ITU.

Cómo prevenir el dolor de costillas durante el embarazo

Si ya sientes los dolores del embarazo, hay algunas formas útiles de aliviar ese dolor, pero lo mejor que puedes hacer es ser proactiva y evitar que se produzca por completo. Si quieres evitar el dolor de costillas durante el embarazo:

  • Comprueba tu postura: Aunque puede ser molesto, sentarse con la espalda recta puede ayudar a minimizar la presión ejercida sobre las costillas, reduciendo el dolor. Una buena postura también puede ayudar a reducir el dolor en el cuello y la parte superior de la espalda.
  • Prueba el yoga: El yoga durante el embarazo puede ayudarte a mantenerte flexible y fuerte, incluso con todos los cambios que se producen en tu cuerpo.
  • Respira profundamente: Los ejercicios de respiración no sólo pueden ayudarte a relajarte, sino que también pueden ayudar a fortalecer los músculos centrales que mantienen las costillas en su sitio.
  • Utiliza el sujetador adecuado: Los sujetadores de lactancia o de embarazo pueden ayudar a distribuir el nuevo peso de tus pechos más grandes. Intenta evitar los sujetadores con aros, ya que pueden añadir una presión no deseada a tu sensible pecho.
  • Amontona las almohadas: Meter una almohada entre las rodillas por la noche o dormir con una almohada para embarazadas especialmente diseñada puede ayudar a sostener tu creciente barriga y mantener tu cuerpo en la alineación adecuada.

¿Por qué siento que mi bebé está en mis costillas?

En el tercer trimestre, el útero puede expandirse justo debajo de la caja torácica. Eso significa que tu bebé, que se mueve y se retuerce, puede estar presionando la parte trasera de tus costillas.

Esta mujer se está comiendo un plato de fideos ramen de pollo con los palillos.Antojo por los fideos ramen durante el embarazo ¿Por qué ocurre?
Be Mammy Leggins Premamá Embarazo Ropa Deporte BE20-230...
  • Hecho en la UE
  • Leggins largos para el embarazo; Cintura alta; El corte se ajusta muy bien a una...
  • En la cintura está cosida una amplia y cómoda cinta elástica; Elásticos,...
  • Los leggings están hechos de un natural algodón, el cual permite respirar a la...
  • Ideales para cualquier época del año; Ideales para el uso diario, así como...

Aunque puede ser doloroso, tampoco es raro sentir a tu pequeño pateando tus costillas o dando vueltas contra ellas. Si estás en las primeras etapas del embarazo, puede que no sea tu bebé el que sientas contra tus costillas. La acidez puede causar una intensa presión en el pecho; tanta presión, de hecho, que puede parecer que tu pequeño se está clavando en tus costillas.

¿Cómo puedo sacar al bebé de mis costillas?

Tu bebé ya tiene una mente propia: está acampado junto a tus costillas, y no se mueve a ninguna parte. Prueba estas formas de sacar al bebé de tus costillas:

  • Caminar: Caminar puede relajar tus músculos pélvicos y de la cadera, lo que puede dejar algo de espacio extra para que tu pequeño se desplace un poco más abajo.
  • Inclinación de la pelvis: Esto se parece un poco al yoga: ponte de manos y rodillas, y relaja la parte baja de la espalda mientras inclinas suavemente la pelvis hacia delante. Repite la operación.
  • Utiliza una pelota de partos: Mecerte en una pelota de partos puede ayudar a bajar al bebé. También puedes probar a ponerte en cuclillas contra la pelota de parto.
  • Ejercicio: Aunque esto es anecdótico, los saltos ligeros pueden ayudar a animar a tu pequeño a cambiar de posición.
  • Espera: Al final del tercer trimestre, tu bebé bajará de forma natural hacia la pelvis para prepararse para el parto.

6 comentarios en «¿Puede mi bebé romperme las costillas durante el embarazo? ¿Qué otra cosa puede ser?»

    • En realidad, es bastante común que los bebés ejerzan presión en las costillas de la madre durante el embarazo. No es tan increíble. ¡Investiga un poco más antes de sorprenderte!

      Responder
  1. ¡Vaya tema interesante! Nunca me había planteado si mi bebé podría romperme las costillas durante el embarazo. ¿Alguien tiene alguna experiencia o información sobre esto?

    Responder
    • No te preocupes, los bebés son más resistentes de lo que parecen. Las costillas están diseñadas para protegerse a sí mismas. Sin embargo, siempre es mejor consultar con un médico para obtener información precisa y tranquilidad. ¡Disfruta de tu embarazo sin miedo!

      Responder

Deja un comentario