El niño se ha tragado accidentalmente un diente suelto ¿Lo encontrará el Ratoncito Pérez?

Tu hijo lleva meses meneando con ilusión su diente suelto en espera del Ratoncito Pérez, pero se da cuenta de que se ha tragado el diente mientras dormía. ¿Es esto perjudicial para tu hijo?

A esta niña pequeña se le ha caido un diente de leche. Ahora se ha cepillado los dientes antes de dormir.

Si tu hijo se traga un diente suelto, no hay razón para preocuparse. A menos que muestre signos de asfixia o angustia, como babeo o dolor en el pecho, el diente pasará inofensivamente por su sistema digestivo y será expulsado como parte de los residuos sólidos. Como padre, tu mayor preocupación será cómo explicar la ausencia del diente al Hada de los Dientes.

Sigue leyendo para saber qué ocurre exactamente cuando tu hijo se traga un diente y si hay algún factor de riesgo por el que preocuparse, así como algunos consejos para tranquilizarle por la ausencia de la visita del Ratoncito Pérez.

¿Qué ocurre si mi hijo se traga el diente?

Se sabe que los niños se tragan accidentalmente los dientes de leche sueltos, ya sea por la noche mientras duermen o incluso mientras comen. Cuando ese diente está listo para salir, simplemente sale. Lo más probable es que tu hijo ni siquiera sepa que lo ha perdido, y mucho menos que se lo ha tragado. Sólo cuando no pueda encontrar el diente, empezará a preguntarse si se lo ha tragado.

LA PUERTA MÁGICA Caja Dientes de Leche y Puerta Ratoncito...
  • ⭐ JUGUETE RECOMENDADO 2021- 2022 - La auténtica puerta ratoncito Pérez...
  • ℹ️ SEGURIDAD ACREDITADA - La puerta mágica dispone del Certificado "CE" en...
  • 🦷 EL KIT INCLUYE - Caja dientes de leche de madera personalizable en Español...
  • 🎁 PRECIOSO EMPAQUETADO - Regalo original para la imaginación, la creatividad...
  • ❤️ NUESTRA MISIÓN - Somos un pequeño proyecto que trabajamos con la única...

La mayoría de las veces, cuando se tragan objetos extraños, pasan por el sistema digestivo sin ningún problema. Debido al tamaño extremadamente pequeño de un diente de leche, es muy poco probable que tu hijo tenga problemas con el diente tragado.

Si tu hijo empieza a babear, a tener dificultades para tragar o le duele el pecho o el cuello, llévalo al médico o al hospital inmediatamente, ya que pueden ser síntomas de que hay algo atascado en el esófago.

¿Cuándo pierden los niños los dientes de leche?

Perder los dientes de leche, especialmente el primero, es un hito importante para los niños pequeños. Por término medio, la mayoría de los niños pierden su primer diente a los seis años, aunque esto puede variar de un niño a otro y puede empezar tan pronto como a los cinco años o tan tarde como a los siete.

Normalmente, lo primero que se afloja son los dos dientes frontales inferiores, también conocidos como incisivos centrales inferiores.

Suelen seguir los dos dientes frontales superiores, o incisivos centrales superiores, normalmente en el mismo orden en que salieron. Luego el patrón continúa con los incisivos laterales, los primeros molares, los caninos y los segundos molares, aunque estos dientes suelen perderse a una edad más avanzada.

Cómo extraer un diente de leche

A veces los dientes de leche pueden ser muy tercos y no querer salir. El riesgo de un diente demasiado flojo es que el diente se caiga en la boca de tu hijo, lo que puede hacer que se lo trague.

Puerta azul Ratoncito Pérez, con escalera, saquito para el...
  • La puerta se envía en una cajita de cartón y dentro se depositan todas las...
  • Producto artesanal hecho en España
  • Perfecta para decorar cualquier rincón de tu casa, en especial la habitación...
  • Diseñada cortada pintada y embalada por Creaciones Mabeca
  • Incluye tres certificados donde apuntar el estado del diente

Probablemente todos tenemos recuerdos de la infancia (o pesadillas) en los que nuestros padres nos meten un alicate en la boca para sacar un diente de leche suelto o atan un cordón alrededor de él, pero hay otras medidas aprobadas por los dentistas (por no hablar de la higiene) que podemos tomar para ayudar a sacar los dientes de leche que se mueven para evitar que nuestro hijo se los trague.

Se recomienda arrancar un diente suelto de la siguiente manera:

  • Lavarse bien las manos y utilizar un pañuelo limpio para mover el diente de un lado a otro. Si el diente está listo para salir, un pequeño giro debería ser todo lo que se necesita para extraerlo.
  • Presiona las encías con una gasa para detener cualquier sangrado. La hemorragia debe ser leve y cesar en pocos minutos.
  • Revisa las encías para ver si quedan fragmentos de dientes de leche. Si ves algún fragmento, ponte en contacto con el dentista de tu hijo.
  • Si el enrojecimiento persiste al día siguiente o si tu hijo siente dolor, pide una cita con su dentista para descartar cualquier infección.

¿Qué hacer si el niño se ha tragado un diente suelto?

Si tu hijo se ha tragado un diente suelto, lo más probable es que pase por su sistema digestivo sin ningún problema. El único problema potencial podría ser que el diente se alojara en el esófago.

Explícale que el diente no le hará daño y que resulta que sabes que el Ratoncito Pérez es muy comprensivo y sabrá lo que ha pasado.

Aunque no es probable que cause ningún efecto físico adverso, es probable que a tu hijo le preocupe haberse tragado el diente, bien porque no entienda que no le hará daño o porque le preocupe que el Ratoncito Pérez no venga si no puede dejar un diente bajo la almohada. Lo mejor que puedes hacer por tu hijo, en este caso, es no exagerar.

Asegúrate de que el diente no es un peligro de asfixia

Aunque es poco probable, estate atento a cualquier signo de atragantamiento o malestar esofágico si tu hijo se ha tragado un diente. Los signos de que tu hijo puede tener un diente atascado en el esófago incluyen:

  • Tener dificultad para tragar comida o bebida
  • Babeando
  • Tener dolor en el pecho o en el cuello

Lleva a tu hijo al médico o al hospital inmediatamente si tiene molestias.

Déjalo pasar

Si tu hijo se ha tragado un diente pero come y bebe bien, lo más probable es que no haya nada de qué preocuparse. Deja que su sistema digestivo se encargue de lo que está diseñado para hacer. Puede ser beneficioso darle a tu hijo algunos alimentos que estimulen el tránsito intestinal y sean ricos en fibra, como los cereales integrales, las manzanas, las judías o las bayas, para que se le pase antes el diente.

Rebajas
NUBY Llaves de dentición refrigerantes con pureICE Gel
15.817 Opiniones
NUBY Llaves de dentición refrigerantes con pureICE Gel
  • Divertidos, elegantes y modernos
  • pûrICE: gel no tóxico que mantiene los mordedores fríos por más tiempo que...
  • Diferentes texturas: ayudan a tu bebé a la salida y fortalecimiento de sus...
  • 0% bisphenol A (BPA). Todos los productos Nûby son libres de BPA. El bebé los...

Además, dale mucha agua o zumos como el de pera, ciruela o manzana. No te preocupes si nunca ves salir el diente: o bien los ácidos del estómago lo disolvieron por completo o quedó encapsulado en los desechos de tu pequeño.

¿Qué ocurre si el niño se ha tragado un diente suelto?

Una vez que tu hijo se ha tragado un diente, éste se desplazará por su tubo digestivo empezando por el esófago. El esófago es un tubo que lleva los alimentos al estómago. Una vez que el diente (y cualquier alimento) llega al estómago, los ácidos estomacales empiezan a descomponer el contenido antes de pasarlo al intestino delgado.

Las enzimas situadas en las paredes del intestino delgado trabajan para llevar el contenido al intestino grueso, donde trabajan para eliminar los residuos. El diente de tu hijo será descompuesto por los ácidos del estómago y por diversas enzimas digestivas a lo largo del camino. Lo que quede se eliminará como residuo sólido.

¿Vendrá igualmente el Ratoncito Pérez si el niño se traga un diente suelto?

Una característica importante del jardín de infancia es hablar de dientes movidos y de grandes sonrisas con los dientes abiertos. Se convierte en un motivo de orgullo para un niño el poder hablar de cuántos dientes ha perdido y cuánto dinero ha ganado. Así que perder finalmente un diente para tragárselo puede ser una parodia para un niño, ¡y con razón!

¿No recibirán ahora su dinero? ¡Llevan semanas esperándolo! Por supuesto, el Hada de los Dientes seguirá viniendo. Lleva años cambiando dinero por dientes y tu hijo no es el primero que se traga un diente.

A veces, basta con dejar una foto del diente perdido o una nota explicando lo que ha pasado para que el Hada de los Dientes se dé por satisfecha. Además, el Hada de los Dientes está avanzando en el mundo hoy en día y tiene un teléfono móvil, así que puede que mamá o papá sólo tengan que enviarle un mensaje de texto.

Carta al Hada de los Dientes o al Ratoncito Pérez

Si tu hijo sigue preocupado porque el Ratoncito Pérez no viene o no le deja dinero, quizá ayudarle a elaborar una carta para el Hada de los Dientes alivie sus preocupaciones. Para tus hijos creativos, puedes hacerla lo más detallada posible con papel de fantasía y bonitos rotuladores. O, si eres como yo, puedes hacer que lo garabatee en una página rota de un cuaderno.

Paquete de 2 manoplas de dentición para bebés BPA lavables...
3.172 Opiniones
Paquete de 2 manoplas de dentición para bebés BPA lavables...
  • 【SEGURO PARA SU BEBÉ】 La manopla para la dentición cuenta con silicona de...
  • 【JUGUETE MULTIFUNCIONAL PARA DIENTES】 Puede hacer un sonido arrugado...
  • 【RESOLVER PROBLEMAS DE DIENTES DEL BEBÉ】 ¡Los guantes de dentición...
  • 【APTO PARA BEBÉ DE 3-12 MESES】 El guante mordedor para bebé tiene una...
  • 【GUANTES PARA BEBÉ LAVABLES Y DURADEROS】 El mordedor de manoplas viene con...

Deja que explique con sus propias palabras lo que ha pasado y haz que haga un dibujo del diente en su barriga. También puede incluir un dibujo de su boca sin el diente, por si acaso. Dependiendo del tiempo que tenga el Hada de los Dientes, puede incluso dejar una nota diciendo que agradece la explicación y que encontrará el diente con su magia.

Deja un comentario